Estrategias para empezar a hacer visible tu sitio web

Esta es la pregunta del millón, la que se hace mucha gente cuando ya tiene una web para su negocio o personal, en este caso vamos a hablar de negocio. Me la han creado o me he puesto las pilas y me la he montado yo mismo siguiendo tutoriales en Youtube o siguiendo a blogguers que nos dicen lo que tenemos que hacer para tener nuestra propia web.

El 95 por ciento llegamos a esa pregunta, ¿ahora qué? ¿que necesito hacer para atraer no ya clientes si no de momento visitas al sitio web de mi empresa o negocio? Si no contratas a nadie para que lo haga, estará en tus manos nutrir tu web y promoverla, darla a conocer. ¿qué puedes hacer para que eso suceda? Hay muchas opciones, las más habituales son las siguientes:

SEO, optimización para motores de búsqueda

También puedes trabajar en la optimización de tu web para los motores de búsqueda, es decir el SEO. Esto se basa en una estrategia diseñada para ayudar a tu sitio web a posicionarse mejor en las búsquedas relevantes en Google, Bing y otros motores de búsqueda. Las plantillas que puedes encontrar para CMS como WordPress o Joomla son plantillas que son estructuralmente sólidas para SEO, con código limpio y una infraestructura rastreable. Pero, más allá de eso, necesitarás crear contenido interesante y original de forma regular, y atraer enlaces que apunten a tu sitio desde webs de relevancia, para aumentar la autoridad de tu dominio para con ellos poder clasificarte más arriba en los resultados de búsqueda de los usuario.

Bloguear, generando contenidos

El blogging es otra buena estrategia, y se relaciona con otras estrategias de esta lista. Por ejemplo, publicar de manera regular en el blog de nuestra web es una necesidad práctica para cualquier campaña de SEO, ya que crea más páginas rastreables en tu sitio, aumenta tu autoridad y le permite optimizar para palabras clave más específicas. Eso sí es importante generar contenido que resuelva las dudas y preguntas de los usuarios. Además, si consigues crear una audiencia con tu blog, es más probable que retengas a los miembros de esa audiencia y los introduzca a otras secciones de su sitio.

Un buen contenido no sólo aporta visibilidad en los motores de búsqueda del sitio, sino que también mejora la tasa de conversión del sitio. Además como propietario de un sitio web sobre un tema en particular, si empiezas a publicar contenido relacionado tienes la opción de convertirte en un experto en ese tema. Imagina lo que quiere decir eso de cara a tus visitantes.

Redes Sociales

Las mayores ventajas de las redes sociales son su capacidad de conectarse con cientos de millones de personas, y sobretodo es gratis de usar (lo que le da un tremendo potencial de retorno de la inversión). La idea es usar tu contenido para hacer tu sitio más atrayente y que te descubra más gente, involucrar a individuos y grupos a los que les pueda gustar tu sitio y tu contenido y eventualmente construir un seguimiento que permanezca con tu marca y proporcione un flujo constante de tráfico entrante.

Publicidad pagada

Una de las opciones con más auge en los últimos años es dedicarse a la publicidad de pago, por ejemplo, a través de Google AdWords, una plataforma de anuncios de pago por clic (PPC) que te cobra en función de los clics reales que obtenga para tu sitio. Este es generalmente un buen método para empezar, siempre y cuando tengas el presupuesto para ello, ya que le garantizará que al menos un poco de tráfico llegará a su sitio.

Otras opciones son las diferentes plataformas de publicidad de las distintas redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter, cada una de ellas con su propia plataforma. Para hacer una campaña en redes sociales es bueno que estudies primero en cual de ellas está presente tu público objetivo.

El problema es que la mayoría de los nuevos webmasters no tienen el dinero para gastar en este método, y no se adapta tan bien como algunas de las otras tácticas de esta lista.

Marcas personales

Como estrategia complementaria, puedes crear tu propia  marca personal para apoyar la marca principal de tu sitio web. Por ejemplo, si has creado una web para tu negocio, podría iniciar un blog paralelo sobre tus experiencias como empresario y desarrollar sus perfiles personales en las redes sociales, además de tus perfiles sociales corporativos. Si se ejecutan de manera efectiva, esta marca personal puede ayudarte a duplicar su visibilidad y ganar más confianza (ya que la gente confía más en otras personas que en las marcas).

Comunicados de prensa

Cuando lances tu sitio por primera vez, no olvides escribir y enviar un comunicado de prensa anunciando tu presencia por lo menos en medios locales. Puedes hacer el trabajo tu mismo o seguramente en tu zona de trabajo haya empresas que se dediquen a ello.

Artículos de invitado

Por último, puedes utilizar tu marca personal para empezar a publicar en otros sitios. Haz una presentación al editor de una publicación determinada y trata de atraer a su público objetivo. Si consigues hacerte un nombre, tendrás la oportunidad de exponerte a una audiencia completamente nueva, construir tu reputación y posiblemente construir un enlace que apunte a tu sitio.

Experimentación y medición

No importa qué estrategia o grupo de estrategias utilices para promocionar tu sitio web, es increíblemente importante medir los resultados, experimentar con nuevos enfoques y ajustar tus tácticas hasta que tengas un mejor sistema. Sólo porque una táctica haya funcionado para otra persona no significa que vaya a funcionar para ti o para tu modelo de negocio, y sólo porque funcione para ti no significa que sea la mejor estrategia para ti. Tómate tu tiempo, prueba muchos enfoques diferentes, estudia los resultados y elige el que mejor te convenga.

 

0/5 (0 Reviews)